viernes, 29 de agosto de 2014

Un Nuevo Ciclo

Por Karla Olguin
Escrito para: Diario La Cronica

Para las mujeres que somos mamás, un nuevo año no empieza únicamente el 1ro de enero. Un nuevo año inicia cada agosto, cuando nuestros hijos comienzan un nuevo ciclo escolar. Cada inicio de ciclo nos preparamos para este día y deseamos de todo corazón que sea un año lleno de éxito para ellos. También nos preguntamos cómo podemos ayudarles para que sean mejores. Como docente y mamá me doy cuenta que a veces se nos olvida enseñar con el ejemplo. “Cuando le hablo a mi hijo no me pone atención,  nunca me ve a los ojos”- decía una mamá frustrada por la actitud de su adolescente (misma mamá que durante la junta estuvo viendo su celular cada 3 minutos). El ejemplo arrastra y nuestros hijos son un espejo de nosotros. Tengo una amiga preciosa, con una calidez humana admirable, alegre y bondadosa. Me preguntaba si su vida era perfecta y por eso siempre estaba de buen humor. Conforme la conocí mejor me di cuenta que su vida estaba lejos de serlo. Sus papas tenían un matrimonio complicado, su abuelita vivía con ellos pues tenía Alzheimer muy avanzado y su hermana mayor acababa de quedar viuda. A pesar de ello la veías sonriente, siempre dispuesta a ayudar a quien lo necesitaba.  Un día conocí a su mamá y  lo entendí todo. Una mujer muy amable y amorosa. Como padres nos preguntamos ¿Que hago para que mi hijo sea agradecido,  más amable o responsable? La respuesta es nuestro ejemplo. Si queremos hijos agradecidos, ayudemos mas al que lo necesita y acumulemos menos. Disfrutemos mas las pequeñas cosas y evitemos quejarnos tanto de lo que nos falta. Si deseamos hijos más amables tratémoslos amorosamente, dándoles atención y palabras de aliento en lugar de gritos o malas caras.  En este nuevo ciclo escolar te invito a que enseñemos con el ejemplo porque nuestras acciones dicen más que mil palabras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario