domingo, 8 de marzo de 2015

Ser Mujer


¿Alguna vez te has puesto a pensar que es ser mujer? A lo largo de la historia hemos sido definidas de muchas formas: esposas sumisas, amas de casa, feministas, madres, ciudadanas sin derechos u objetos de deseo. Hoy sabemos que estas descripciones son equivocadas o bien son estereotipos. Ser mujer es mucho más que eso. Es para empezar un gran placer ya que disfrutamos de la vida apreciando los pequeños detalles. Solo una mujer puede disfrutar de esas pataditas en el vientre o del amamantar a ese pequeño ser que nació de ti y que amaras hasta tu último aliento. Ser mujer es un gran reto ya que somos seres con muchas facetas. Femeninas por naturaleza nuestra fuerza no se mide en músculos sino en la sutileza y fortaleza emocional que nos permite ser racionales pero sensibles; amorosas pero firmes; delicadas y a la vez competitivas. Ser mujer es ser multifuncional. Hay quienes nos llaman el corazón del hogar, ayuda idónea, complemento y no competencia. Tenemos tantos papeles y en un solo día pasamos de doctoras, maestras o ejecutivas a creadoras de disfraces de primavera, limpia mocos o la mejor terapia para una amiga en problemas. También hay que decir que ser mujer en estos tiempos no es cosa fácil. Y es que lo queremos todo: el equilibrio perfecto entre trabajo y familia; queremos ser amadas pero también independientes. Nos falta tiempo y nos sobran sueños. Podemos verlo todos los días: Mujeres entaconadas corriendo de aquí para allá para llegar al trabajo, amas de casa que  luchan para hacer rendir el gasto mientras se encargan del trabajo en casa. Mujeres conquistando territorios que solían ser solo de los hombres. Todas mujeres admirables  que merecen ser celebradas, reconocidas y valoradas pues todas desde sus trincheras están luchando por cumplir sus sueños y ser protagonistas de su propia historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario